Las recientes acciones del EPR… ¿terrorismo?

El EPR el día de ayer se adjudicó en un comunicado las explosiones de los ductos de PEMEX de los días pasados (entre 5 y 10 de julio). El gobierno nunca mencionó nada al respecto de que estas explosiones fueran provocadas, y no consecuencia de lo que ya se viene dando en PEMEX en últimos años, hasta que el EPR reivindicó las mismas como parte de un plan de hostigamiento a los intereses de la oligarquía y al gobierno de Felipe Calderón que continuara hasta que no sean presentados con vida dos militantes de esa organización político-militar que fueron detenidos en Oaxaca, Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez. Por su parte las autoridades salen a decir que estas dos personas no se encuentran en ningún penal de Oaxaca, mientras analizan la veracidad de la procedencia de el comunicado.

Los más suspicaces fanáticos de las teorías conspiratorias hablan de que estas acciones fueron planeadas por el propio gobierno para justificar el recrudecimiento de las acciones contra la libertad y los derechos humanos y la privatización del propio PEMEX en cuyo caso el EPR debe ser una organización fantasma (y por lo tanto incapacitada para desmentir el supuesto comunicado), que la verdad parece que no. Tampoco parece que el gobierno tenga la mas mínima necesidad de esconderse detrás de estos hechos para seguir inventando delitos y escondiendo delincuentes.

Sea real o no el comunicado de el EPR el gobierno mexicano va a sacar tajada de estos hechos para ampliar su Mano Dura y extender el termino de guerrilla a todo movimiento social, en medio de la escalada que ya se estaba dando, aquí en Monterrey ya tenemos varios municipios aplicando un pseudo toque de queda y ahora estamos por pasar a los exámenes anti doping en primarias y secundarias. Y no es por ser ave de mal agüero pero ahí nos vamos en la escalada y a ver quien se detiene primero.

Lo que hay que hacer es irle bajando a los términos…

No estamos frente a un movimiento terrorista. Las acciones que reivindica el EPR son muy cuidadas en términos quirúrgicos; por tanto, sería aberrante y excesivo considerarlas acciones terroristas. Es claro que hay una intención de dañar las instalaciones de Pemex, pero no de una manera irreflexiva. Hay un interés claro de evitar pérdida de vidas humanas.

El terrorismo es un concepto utilitario de descalificación política, surgido, fundamentalmente, de los criterios de autodefensa del Grupo de los Siete, y luego, de manera particular, a partir de la ocupación del Estado israelí de territorios palestinos. Este concepto sólo privilegia la perspectiva de los poderes de control, de conquista, de ocupación o de invasión sobre las perspectivas de resistencia, justicia o reivindicación populares.

La falta de vivienda, de seguridad social, de servicios de salud, es decir, la injusticia social prevaleciente y creciente en el país son violencia social permanente, a la cual confundimos y llamamos ‘estabilidad social’ o ‘paz social’. Y a los movimientos de inconformidad social que se oponen a esta seudoestabilidad los llamamos violencia. Es estar viendo el mundo al revés.

Carlos Montemayor

PD. Entrevista completa a Carlos Montemayor en La Jornada

Anuncios



    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: